Recomendaciones para la limpieza de vuestras llaves

Como primer consejo es útil tener en cuenta que os debéis siempre preferir vuestras sustancias naturales que productos químicos que acaban siendo un tanto dañinos.

A la hora de una labor tan simple como el mantenimiento de vuestras llaves, es preciso mencionar tanto la limpieza de su recubrimiento así como el interior de ellas. El sucio acumulado en la parte externa de vuestras llaves, a largo plazo, acaba siendo un efecto decorativo, mas sin embargo el cuidado de sus partes internas termina siendo vital para el funcionamiento básico de la fluidez del agua.

Nuestros propósito es os daros recomendaciones básicas para el mantenimiento adecuado de vuestras llaves, no solo el exterior de estas sino el cuidado interno de las mismas, así como los productos ecológicos ideales para su cuidado.

Las llaves están compuestas de diferentes materias primas. Dependiendo del elemento del cual estén fabricadas, dependerá su mantenimiento. Nuestra principal sugerencia es que vosotros uséis productos que no dañen vuestras llaves, los jabones neutrales son una buena opción.

En ocasiones, este producto no es lo suficientemente efectivo para combatir la suciedad, en estos casos, podéis recurrir a productos un poco más concentrados, como los detergentes en polvo, el cual se aplicara con un estropajo o paño de cocina, previamente podréis diluirlo en de la siguiente manera: dos cucharadas de jabón en medio litro de agua en estado d ebullición, y de esta forma colocarlo sobre vuestras llaves siempre por el lado menos áspero de vuestro estropajo y así evitamos que os ralléis.

Los lugares en donde sea más complicado hacerle el mantenimiento, y los lugares propicios para el amontonamiento de suciedades, especialmente en las conexiones de vuestras llaves, así como el mesón en donde estén colocados, lo ideal es utilizar, si hay mucho sucio presente que no salga fácilmente con un paño de cocina, un cepillo usado y utilizarlo para que vosotros restreguéis esas zonas difíciles con una pequeña porción de bicarbonato mezclada con agua.

Con el fin de que el acabado sea el buscado, podéis utilizar otro integrante de vuestro cuidado bucal, como es el Hilo dental, el cual nos sirve para remover suciedades escondidas en las conexiones de vuestras llaves.

Elementos naturales para el cuidado de vuestras llaves

Llaves de mandos únicos

Así como los productos ya mencionados que normalmente son los que vosotros usáis en el mantenimientos de vuestras griferías, como los desinfectantes o el bicarbonato, podréis usar productos un poco más ecológicos con el fin de lograr iguales resultados.

En un primer caso os podéis encontrar con el vinagre blanco, así como existen muchas personas que propagan el uso de las bebidas carbonatadas, ya que el elemento acido que se encuentra en su composición los hace efectivos ante materiales como el cobre, así como también, el uso de la harina en materiales de níquel o materiales cromados.

Pero al mencionar productos que normalmente usemos en vuestros hogares, podéis utilizaros productos que os pensemos que os podréis ayudar en el mantenimiento de vuestras llaves.

Lo que se debe tener presente siempre, es que vosotros os avadéis el uso indiscriminado de productos corrosivos, como el cloro o productos alcalinos, no solo porque os dañareis vuestras llaves sino porque su contacto infectaría el agua que fluye por estas.

Mantenimiento del enrejado de vuestras llaves

Normalmente vuestras llaves, en su interior, justo detrás de la salida por donde fluye el agua, poseen un enrejado pequeño, no es perceptible a simple vista, pero siempre se encuentra en esa posición. Ya que el agua arrastra muchos sedimentos estos quedan en muchas ocasiones acumulados en esta posición y afectan el flujo normal del agua, así como el estado de la llave.

Para mantener este pequeño elemento en buen estado, basta solo con retirar los sedimentos con un material, como una manecilla o un imperdible que nos ayude a retirar la suciedad, así como también, desenroscar el filtro de la llave, apartarlo y enjuagarlo con una buena cantidad de agua, y así retiraríamos los posibles sucios que se encontraran allí, volved a colocar el dispositivo.